Lo extraño


Nada queda en el mismo lugar, todo es movimiento, una espiral vital, existencial que nos envuelve en una humanidad cada vez más compleja y sin puntos de referencias.
El descreimiento es el telón que no deja ver; una vez abierto nos sorprende con puestas en escenas alucinantes. La conquista de nuevos espacios está expuesta a movimientos que surgen en cada representación.
Los dioses gustan de generar conflictos, guerras, fabricar armas, destruir vidas. Mover el capital y con el, al ser humano. Ser persona hoy en día es algo que cuesta, pero es cuestión de supervivencia. Aparte de ser vital para todos. Como también cosa de todos. La naturaleza humana tiene sus cosas buenas y otras malas, luchamos en una constante continua de transformación. Una especie de Dr Jekyll and Mr Hyde “como decía Cortaza cuando se refería a si deberíamos estar en este lugar, o fuera con otras persona o en otras cosas”.
 Lo extraño
La realidad diaria, la fábrica de monstruos sociales privilegia las impunidades…
Desapareciendo  el pasado del ser humano y sus raíces.
Volvemos a una edad media que genera solo terror, monstruos que salen de las paredes, ― Antes, en forma de esculturas, ahora con carteles de políticos ávidos de poder, ― que fomentan la xenofobia, el racismo, la separación de los seres humanos, empleando todas sus artimañas y creando más fronteras sociales,  “marginales y privilegiados”… un sistema que engulle… aplasta, deshumaniza a la sociedad, al colectivo humano en todas sus variantes.
Como en la edad media, resurgen aquellos que miran al cielo buscando las respuestas… poniéndole velas a santos en las iglesias para que la desdicha no caiga en su casa y marginando al que se quedó sin nada, convirtiéndolo en parte no deseada de la sociedad. Creando una oscura noche de inseguridad.
Inventarnos para lidiar con la fragilidad de la experiencia, de la búsqueda de horizontes y de nuevos objetivos posible  de posibilidades. Sin caos, sin temor, ni amenazas de los poderes que lo deforman todo.
En lo extraño, solemos perdernos en un principio, después paralizarnos… es el método empleado a través de los medios, herramienta fundamental para la paralización social en un principio, después a devastar sin dilaciones…
El miedo;  ha pertenecido al ser humano desde tiempos inmemoriales… pero siempre se ha superado de alguna forma… siempre desde la unión, y no desde el individualismo.  
La razón se ha convertido en un estado de locura que nos lleva a momentos ya repetidos en la historia y que no debemos dejar que vuelva a ocurrir… ya pasamos por ello, y no fue agradable, tampoco debemos dejarnos llevar por la violencia… el caos… la inseguridad… porque todo eso ya lo hemos vivido de alguna forma y sabemos que no es la solución…
La realidad, forma parte de nuestras ficciones, análisis y reflexiones diarias sobre los pozos que surgen de las ideas de otros, nosotros somos un reflejo de lo extraño, y de la razón, por eso es fundamental mantener nuestro propio pensamiento, nuestras ideas, nuestros sueños.
El escepticismo es otra variante de lo extraño, de lo opuesto,  si dejamos de creer dejamos de soñar, tampoco es cuestión de creerse todo, pero si perdemos el don de creer dejamos que los sueños se evaporen…
Juan Manuel Álvarez Romero.- Escritor


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s