Desnudarse





Desnudarse ante el propio equilibrio vital, desmenuzar los recuerdos hasta llegar a una sola palabra; y a su vez desmenuzarla para después vomitarla… 
Desnudarse ante la ausencia de lo amado, para después volver a mar
Desnudarse ante nuestros propios sentimientos para después volver a sentir….

No recuerdo el camino, no siento el recorrido sin el movimiento, los sonidos me acompañan, pero no encuentro el sentido del ruido: la ciudad se convierte en un lugar de bosques… los bosques se convierten en ciudad… los delirios acaban en el manicomio existencial… el tiempo torna en rostros que desconozco…

La noche cae, y regreso del día como un guerrero, a veces herido, otras  en plena forma; pero la mayoría de las veces desde la conquista de fronteras; me gusta derrumbarlas… no creo en ellas…
Las fronteras limitan al mundo que imagino cada día, mis sueños, y el sueño de los otros…
Las fronteras que nos imponen, son las más duras de derribar, pero las más placenteras de desescombrar…
Juan Manuel Álvarez Romero©Málaga 2013

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s